logo logo logo logo logo logo
Atención al paciente

Tabaquismo y riesgo cardiovascular

El humo del tabaco contiene más de cuatro mil componentes químicos, algunos de ellos altamente peligrosos.

Aparte de los alquitranes y sus efectos cancerígenos, hay que señalar que la nicotina es responsable de sus propiedades adictivas.

Además, dicha sustancia nociva produce elevaciones en los valores sanguíneos de los ácidos grasos libres y de la fracción lipoproteica VLDL (colesterol malo), así como descenso en las lipoproteínas HDL (colesterol bueno).

Otras posibles alteraciones son el incremento en la coagulación de la sangre, la actividad vasoconstrictora y la aparición de espasmos coronarios, alteraciones en el pulso y en la contractilidad miocárdica, etc.

La principal consecuencia del tabaquismo es, por tanto, un aumento generalizado de los riesgos vasculares en los fumadores.

Si eres fumador pasivo, ten en cuenta que los elementos nocivos están presentes en el humo del tabaco y te afectan igualmente.

 



Servicio de Cardiología - Dr. Luis Calvo Orbe © 2016 - Diseño: Comando Z
Inscrita en la Agencia Española de Protección de Datos y cumpliendo toda la normativa que exige La Ley Orgánica de Protección de Datos (L.O.P.D.)